miércoles, 27 de octubre de 2010

Y la seda se convierte en un papel de fumar.

Y yo sé que estás mirando al suelo, buscando no sabes qué que sabes que has perdido mientras yo me termino tu cena.
Pero no te preocupes, he tenido la decencia de recogerlo todo, para que, cuando vuelvas a casa, no encuentres las miguitas en el mantel que te recuerden que tienes hambre.

Después entrarás en la ducha a quitarte la conciencia con la espuma, y te meterás en la cama a dar vueltas hasta que ya no sepas qué pensar y acabes por dormirte.

Y, por la mañana, con un poco de suerte no recordarás lo que has soñado, porque seguramente no te iba a gustar nada, por un motivo o por otro y pensarás qué estamos haciendo bien para que vaya un poquito mejor que muy mal (que es de lo que debería ser) mientras miras por la ventana esperando que un rayo de sol te dé la respuesta que tú pareces no encontrar.

Mira, ya sabemos lo que se te perdió la noche anterior.

3 comentarios:

npf dijo...

''entrarás en la ducha a quitarte la conciencia con la espuma, y te meterás en la cama a dar vueltas hasta que ya no sepas qué pensar y acabes por dormirte''

me encantó esto!me recuerda mucho a mi situación emocional durante 2 semanas aproximadamente...pero eso ha terminado, como pone mi última entrada de día 27...tuve una revelación y todo cambió por completo...he podido dormir de nuevo!y me duché eso que conste!!!

ewa ewa! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ewa ewa! dijo...

ese cachito que ha escogido nerea me ha matado.
del todo.
Astericosa.